Apadrina el Órgano

El órgano perdido en la guerra civil

En 1936 Barcelona pasó de tener 70 órganos a sólo 5 en una semana


19/07/2017
El rgano perdido en la guerra civil
El día 18 de julio de 1936 había en Barcelona unos setenta órganos. Tal día como hoy, el 19 de julio del mismo año -es decir, al día siguiente-, quedaban sólo doce. Al cabo de una semana sobrvivían cinco. De setenta órganos a cinco en sólo una semana. Sin lugar a dudas, los meses y años posteriores acarrearon muchas más y peores desgracias, pero algunas pérdidas en el patrimonio artístico, arquitectónico y musical perduran aún hasta nuestros días. Barcelona nunca volvió a ser la capital organística que había sido.

En La Mercè se intentó restablecer la normalidad, pero no fue posible: el órgano encargado a Gaietà Estadella quedó inacabado a su muerte, y así ha llegado a nuestros días.
Por eso estamos trabajando duro para que dentro de un año Barcelona vuelva a tener un órgano tan imponente como el que se perdió el año 36. En ese momento, en la Basílica había un instrumento en el que habían trabajado Aquilino Amezúa y Jean-Pierre Cavaillé, dos organistas de enorme prestigio y reputación. En 2018, gracias a vuestras aportaciones, estrenaremos uno de Gerhard Grenzing, quien asume la tarea y por tanto la enorme responsabilidad de devolver el esplendor musical en la Basílica de la Mercè.
 
NOTA: Los datos sobre la destrucción de órganos durante la guerra civil se han extraído del estudio de J. Serra Sanmiguel y J.M. Martí Bonet Orgues i harmoniums destruïts durant la guerra civil (1936-1939) a les parròquies de la diòcesi de Barcelona (CSIC, Anuario Musical, número 57, año 2002, pp 251-275)


 
Basílica de la Mercè

Telèfon: 933 190 190
organo@basilicadelamerce.com
Pl. de la Mercè, 1, Barcelona
 
Newsletter
 
 
Follow us